7/28/2017

CHIVAS CAUSA EUFORIA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Seguidores de la Capital disfrutan primera visita del Rebaño luego de ganar el título. Se medirán mañan a las 17:00 horas a Cruz Azul.

Los guardias del aeropuerto tuvieron dificultades para controlar a la multitud que se congregó para recibir a los rojiblancos.
  Los guardias del aeropuerto tuvieron dificultades para controlar a la multitud que se congregó para
  recibir a los rojiblancos.



(28/JUL/2017)- El Guadalajara ya está en la Ciudad de México, donde decenas de aficionados los esperaron con ansias para recibirlos antes de medirse al Cruz Azul en la segunda jornada del Apertura 2017.

El conjunto tapatío, como suele ocurrir en cada visita a la Ciudad de México, causó un caos por completo ante el escaso dispositivo de seguridad, que provocó numerosos empujones para que los jugadores y cuerpo técnico pudieran llegar al autobús que los dirigiría al hotel de concentración.

No más de 10 policías junto al personal de seguridad del club son los que ayudaron a la operación, mientras los aficionados, extasiados por ver a sus ídolos, buscaban a toda costa una fotografía o algún autógrafo.

Para reducir las choques, solamente algunos jugadores fueron resguardados hasta el autobús, de tal modo que evitaran como fuera posible, algún contacto con los aficionados.

La intención fue casi inservible. Eran tantos los seguidores que hasta aquellos resguardados, sufrieron para avanzar aunque sea un poco.

El más buscado, como suele serlo, fue Matías Almeyda. Si desde campañas pasadas era uno de los ídolos por los seguidores, ahora con el título conseguido la campaña pasada, creció su empatía para ser el más ovacionado y celebrado.

Al igual el el entrenador, algunos otros elementos fueron cuidados como Carlos Salcido, Orbelín Pineda o Rodolfo Pizarro. Entre cuatro elementos de seguridad lo cubrían hasta que llegaran al autobús. Los empujones y jalones fueron constantes, sin importar que hubiera mujeres y niños.

El único en hablar ante los medios fue Jair Pereira, uno de los más emocionados por la bienvenida y por el juego ante Cruz Azul, el club que lo vio nacer profesionalmente.

"Siempre es un cariño especial, es el equipo que me dio al oportunidad en Primera y tranquilo, hay que salir a ganar", indicó el defensor de manera escueta, mientras trataba de avanzar entre los tumultos de gente.

En cuanto salió del aeropuerto, el Rebaño se dirigió a su hotel de concentración, donde otras decenas de seguidores los esperaban para darles su típica bienvenida.