5/30/2017

PEDÍ A MI EQUIPO JUGAR COMO HINCHAS: MATÍAS ALMEYDA

El técnico señala que al equipo no puede reprochársele que no se haya entregado. Se dijo contento porque todos los jugadores se entienden y apoyan. Almeyda dice haberle regresado la identidad al equipo, el deseo a los jóvenes de triunfar en la institución.

Matías Almeyda con la copa.
  Matías Almeyda con la copa.


(30/MAY/2017)- Haber sido campeón no es obra de la casualidad, dice Matías Almeyda, porque atrás de una final, existe todo un trabajo, metodología encaminada a ese momento determinante y al final se logró, todo se conjugó para que el Guadalajara levantara su trofeo 12 en la historia de la institución.

Hubo muchas charlas personalizadas, grupales en las que la intención era clara, darle al equipo herramientas de todo tipo para cuando estuvieran en la Liguilla se llevaran a cabo y hubo una clave, un discurso que el técnico le dijo a sus jugadores.

"Más allá del resultado hubiera declarado lo mismo, porque más allá de lo que lograron los jugadores, es importante y observen cómo jugaron los encuentros definitorios. Yo les pedía que jugaran como hinchas, entonces logramos que tuvieran un sentido de pertenencia en un momento bastante particular porque estábamos en un momento importante con nuestra afición, con todo lo que representaba 11 años no ganar un título y hemos logrado que dejaran el alma en cada partido".

Almeyda precisó que pudieron salir bien las cosas en algunos partidos, mal, lo cual se puede reprochar al jugador, pero jamás a su equipo le podrán decir que no se entregó, que no peleó, que no estuvo luchando por obtener lo que quería.

"Observen los partidos, pueden concluir que se jugaron mejor unos que otros, pero las ganas, intensidad no varió. La búsqueda por el rival tampoco, lo cual me hace sentir más lleno, porque cuando ganas un título te sientes completo y cuando no lo ganas, un poco vacío. Si no se hubiera logrado, hubiera pensado esto mismo, pero ustedes me mataban por decir que estaba contento, tras perder una final".

Almeyda dice haberle regresado la identidad al equipo, el deseo a los jóvenes de triunfar en la institución, de no voltear a ver otros clubes y todos ahora quieren estar siempre en Chivas, lo cual le habla de un cambio de mentalidad.

"Desde hace un tiempo vengo contento porque todos los jugadores se entienden, se apoyan, entran con todo, levantan a quienes están lesionados y esa parte, antes Chivas era así, hoy volvieron los jugadores a ser así, a dejar todo por Chivas".

 INFORMADOR