1/04/2017

OMAR BRAVO CUMPLIÓ SU CICLO CON LAS CHIVAS DICE HIGUERA

Afirma que Guadalajara le busca acomodo en otro equipo, incluso absorbiendo una parte del salario del jugador. Higuera afirma que Bravo ya recibió ofertas, que no han satisfecho al jugador.

Continuará buscando alguna propuesta para Bravo.
  Continuará buscando alguna propuesta para Bravo.


(04/ENE/2017)- José Luis Higuera, presidente ejecutivo del grupo Omnilife Chivas, dice que Omar Bravo está descartado para jugar con el Guadalajara el próximo torneo y afirma que el mismo jugador lo sabe.

“Lo único que sí tiene claro Omar Bravo es que no va a jugar en Chivas, por lo menos el siguiente torneo”, dijo el directivo en entrevista con la cadena Fox Sports

“El ciclo de Omar se cumplió, deportivamente no entró en planes, por eso salió hace seis meses”, explicó.

Bravo Tordecillas, goleador histórico del Guadalajara, jugó con el Rebaño el Clausura 2016, en el cual anotó un sólo tanto. Durante el Apertura 2016 el delantero jugó a préstamo con el equipo Carolina RailHawks, de la North American Socer League.

Higuera afirma que aunque el delantero no entra en planes del Rebaño, el Deportivo Guadalajara cumplirá con el año de contrato que le resta al jugador intentando ofrecerle opciones para enrolarse en otro club, incluso absorbiendo “alguna porción del salario”.

“Tenemos claro que tenemos un contrato que le falta un año. Hemos dado facilidades para que Omar y su representante puedan escoger dónde quisieran jugar”, afirma el directivo.

De acuerdo a las declaraciones de Higuera Barbieri, el mochiteco ya habría recibido propuestas que no habrían sido del interés del jugador.

Chivas, afirma Higuera, continuará buscando alguna propuesta que “le llene el ojo” al futbolista desde el punto de vista deportivo, aunque el aspecto económico de la transacción sería el más difícil de resolver, dado el alto salario del jugador que cumplirá 37 años en marzo.

“No es algo sencillo que cualquier club pueda pagar a un jugador como Omar Bravo”, observa el directivo.

Higuera subraya que el problema entre el club y el delantero es exclusivamente deportivo. La cuestión “no tiene nada que ver con personas, sino con necesidades institucionales”, dice.

 INFORMADOR