1/02/2017

CHIVAS RECIBE CÁLIDO APOYO DE LA AFICIÓN

Seguidores del Rebaño se congregaron afuera de Verde Valle para apoyarlos al inicio de la temporada. Para arrancar el Clausura 2017, Chivas enfrentará a Pumas.

El entrenamiento de este lunes 2 de diciembre por la tarde fue de acceso libre para todos.
  El entrenamiento de este lunes 2 de diciembre por la tarde fue de acceso libre para todos.


(02/ENE/2017)- En su primer entrenamiento del 2017, Chivas recibió en Verde Valle a más de 500 aficionados que desde las 16:00 horas, comenzaron a llegar a las instalaciones rojiblancas, donde esperaron pacientes les dieran entrada para poder observar el entrenamiento y buscar al final, la foto o el autógrafo.

Orbelín Pineda fue de los jugadores más solicitados por los seguidores rojiblancos, firmó cuanta camisa le dieron, balones, así como posar para la foto y hasta se dio tiempo de bromear con la gente. Y es que hubo una zona en la cual hubo solamente invitados especiales.

Durante la firma de autógrafos, Pineda de la nada soltó una frase a un aficionado: ¡Cuidado, ahí viene la seguridad privada!. El joven aficionado de inmediato buscó hacerse para un lado, no imaginó que era una broma del “Mago”, quien soltó la carcajada y los aficionados que estaban al lado, le festejaron a
Pineda la sencillez con la cual se maneja.

María del Pilar, quien estaba de vacaciones en Guadalajara, es de Tijuana, aprovechó para ir al entrenamiento y ver a sus Chivas entrenar, pues dijo que difícilmente tendría otra ocasión para asistir y salió contenta por lo vivido.

“La verdad que el mejor de todos, por su carisma, sencillez, humildad, el tacto humano que tiene, es Orbelín Pineda. Tiene todo para ser un ídolo en Chivas, futbolísticamente nos da mucho y al ver su forma de tratar a la gente, te gana por completo. También Rodolfo Cota, aunque un poco menos; Pereira también es un tipazo y no se diga Alan Pulido, fue de los últimos que firmó camisas y estuvo siempre dispuesto a tomarse la foto, la selfie. Nos vamos contentos en la familia”.

Pineda se llevó la tarde en el trato con la afición, de hecho, a un niño de cuatro años le hizo otra broma. El “Mago” le preguntó ¿cómo te llamas? Porque yo me llamó Pedro”. El niño volteó, lo miró y simplemente lo abrazó para que su padre le tomara la foto del recuerdo.

Matías Almeyda también estuvo muy requerido para las fotos, recibió apoyo moral de la afición y fue mayoría el “vamos a ser campeones Almeyda, echale ganas, confiamos en ti”. El técnico apoyó el comentario con una sonrisa en todo momento, fue amable, pese a que tenía prisa de salir porque fue el cumpleaños de su padre.

No faltó durante el entrenamiento el clásico canto al Rebaño por un grupo de aficionados, que fue apoyado por la mayoría en Verde Valle.




 INFORMADOR