11/18/2016

OFICIALIZAN SALIDA DE MÉXICO DE COPA LIBERTADORES

El director ejecutivo de la Liga MX hace el anuncio en conferencia de prensa. Se espera que los clubes mexicanos puedan regresar a la justa sudamericana para la edición de 2018. Conmebol deja las puertas abiertas a México.

Enrique Bonilla, director ejecutivo de la Liga MX.
  Enrique Bonilla, director ejecutivo de la Liga MX.


(18/NOV/2016)- Este viernes, Enrique Bonilla, director ejecutivo de la Liga MX, ofreció una conferencia de prensa para anunciar la posición de los clubes mexicanos en su participación en la Copa Libertadores de América, donde oficialmente se dio a conocer que saldrían de la competencia para la edición de 2017.

Enrique Bonilla dijo ante los medios de comunicación que el 27 de septiembre se les informó que el nuevo calendario adoptado para la justa sudamericana sería de febrero a noviembre, lo cual se empalmaría con la fase final del torneo Apertura 2017, y que ante la petición a los dirigentes de la Conmebol de ajustar las fechas, se dijo que se podía platicar al respecto pero sin posibilidad de modificar algo.

Finalmente, el 2 de noviembre se tomó la decisión de dejar la participación en la edición de 2017, pero con la idea de trabajar para regresar al torneo en 2018, dijo Bonilla, se busca volver con los tres cupos, aunque se tendría el objetivo de crecer.

Al ser cuestionado sobre la disposición, señaló que "es una decisión bien pensada. No es un retroceso, es planear la participación de nuestros clubes en cualquier torneo".

Agradeció también a Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Futbol "por el esfuerzo en las negociaciones para continuar en la competencia".

Finalmente indicó que el tema no afectará la participación de la Selección Mexicana en la Copa América, ya que se trata de dos situaciones diferentes.

CONMEBOL DEJA LAS PUERTAS ABIERTAS
La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) reiteró hoy que deja "las puertas abiertas" a México para que participe en la Copa Libertadores, pese a la decisión que tomó este viernes el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, de no intervenir en la edición 2017 del torneo sudamericano.

"Las puertas siguen abiertas y una vez recibamos la propuesta detallada sobre el año sabático que propone el señor Bonilla, analizaremos su conveniencia de forma juiciosa en el Consejo Ejecutivo", declaró el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, según un comunicado publicado en la página web de la organización.

Los cambios en el calendario de la Libertadores, que se pretende jugar de febrero a noviembre de 2017, afectarán a las competiciones en México, que al coincidir con fases decisivas tendría que recurrir a cuadros alternativos para cumplir en ambas competiciones.

Domínguez puntualizó que las modificaciones en el calendario "obedecen a una estrategia integral para mejorar sustancialmente" los torneos de clubes en la región.

"Por mucho tiempo, los clubes han tenido el dilema de tener que elegir entre ser competitivos en sus torneos locales o en los continentales. Nuestra propuesta de un calendario anual permitirá, por primera vez, que los clubes puedan competir a un alto nivel en ambas instancias", detalló.

Agregó que el cambio "fortalecerá la calidad de las competencias en cada país", beneficiará al fútbol a nivel regional, y facilitará una mejor organización logística, con menos estrés para los jugadores, y una mejor programación televisiva para los aficionados.

La decisión parte de un análisis técnico sobre los factores que le restan competitividad al fútbol regional, como "la falta de estándares en la calendarización, la organización logística, la gestión deportiva, infraestructura y experiencia en los estadios, entre otros", según la Conmebol.

Domínguez explicó que, tras la presentación del nuevo calendario, mantuvo reuniones con varias asociaciones de fútbol de diferentes países para resolver sus inquietudes, entre ellas con la Liga MX.

En octubre, el presidente de la Conmebol se reunión con Bonilla para analizar la propuesta presentada, pero finalmente el fútbol mexicano resolvió no estar presente en la competición el próximo año.

Domínguez agradeció "la buena disposición" de Bonilla en el proceso de diálogo y el apoyo de los aficionados a la participación de México en el torneo sudamericano, y dijo que espera seguir trabajando con México por el "mutuo interés de promover el desarrollo del fútbol en las Américas".

Jugadores, entrenador y dirigentes del fútbol mexicano coincidieron este jueves al calificar como un retroceso para el balompié local su posible salida de la Copa Libertadores a partir de 2017 por conflictos en el calendario.