10/17/2016

CHIVAS TV FUE VICTIMA DE UN ''BOICOT''

El dueño del Guadalajara afirma que durante la jornada 6 los errores en la transmisión fueron planeados. Señala que no fue un hackeo como se había mencionado. Vergara indicó que se han tomado acciones para evitar cualquier otro tipo de conflicto interno dentro de la cadena.

El dueño de Chivas, Jorge Vergara.
  El dueño de Chivas, Jorge Vergara.


(17/OCT/2016)- El propietario del Guadalajara, Jorge Vergara, reconoció que la plataforma “Chivas TV” fue boicoteada por un integrante de su staff, en aquel encuentro en casa ante los Rojinegros del Atlas. Este boicot, que significó serias fallas en la transmisión, tuvo consecuencias. Se investigó al causante y se procedió legalmente en su contra.

El dirigente reconoció a Mediotiempo la existencia de dicho boicot. En aquel Clásico ante el Zorro, hubo fallas graves: durante el encuentro, en lugar de efectuar la transmisión del duelo, hubo cambios de cámara al set donde se ubicaban sillas vacías de los narradores.

Además de ello, cerca del final del partido, la transmisión se cayó, y volvieron al aire con un retraso de 20 minutos, lo cual irritó a los miles de aficionados que pagaron por ver el encuentro a través de la plataforma. Este error, fue premeditado.

“Sí, sí fue cierto, pero está solucionado”, reconoció Jorge Vergara a Mediotiempo, vía telefónica.

La primera versión que se ofreció de parte de Chivas, fue que ocurrió un “hackeo”. Se procedió a la investigación correspondiente, al interior del equipo de trabajo que comanda Amaury Vergara, y tras conocer los incidentes, se llegó a la conclusión de que los errores ocurridos no fueron involuntarios, o ajenos a quienes operan los equipos, sino que hubo toda la alevosía de arruinar la transmisión.

¿Fue alguien interno quien ocasionó esto?

“Sí, claro, fueron las medidas que se debieron de tomar”.

¿Se tomaron medidas legales en contra del causante?

-“Todo se hizo como debe hacerse. Ya no ha sucedido y no va a volver a suceder esto ”, argumentó Vergara, sin entrar en detalles.

Al encontrar a un responsable, y caerle con todo el peso de la ley, surgió la hipótesis de que hubo un tercero, quien habría pagado para causar ese desperfecto. Vergara ni lo desmintió, pero tampoco lo reconoció.

“Mira, no te puedo comentar nada al respecto, pero está solucionado”, culminó.

A partir de entonces, en el equipo de Chivas TV se vigila con sumo cuidado cada detalle, pues nunca esperaron el sabotaje desde el interior, y menos con un tercer involucrado.