9/26/2014

Y AQUÍ VAMOS OTRA VEZ, SE NEGOCIA LA POSIBLE VENTA DE CHIVAS

Existe el interés de un empresario en adquirir al Club Deportivo Guadalajara. Jorge Vergara con ejecutivos de una institución bancaria realizaron el avalúo del equipo rojiblanco. En caso que Bustos tenga que ser cesado, Chivas buscaría el estratega español Pako Ayestarán.

Las negociaciones han avanzado pero están detenidas por el posible descenso de Chivas.
  Las negociaciones han avanzado pero están detenidas por el posible descenso de Chivas.


(26/SEP/2014)- A principio de septiembre se reunieron en la capital del país los abogados de Jorge Vergara con ejecutivos de una institución bancaria para realizar el avalúo del Club Deportivo Guadalajara SA de CV, con todo lo que implica la marca Chivas, jugadores, fuerzas básicas, Estadio Omnilife e instalaciones deportivas.

La intención de ambas partes fue obtener una estimación precisa de los bienes muebles e inmuebles del Guadalajara para ponerle un precio real a Chivas, ya que existe el interés de un empresario en adquirir al Guadalajara con todos sus activos.

El avalúo ya lo acordaron ambas partes y con este dictamen Jorge Vergara le ha puesto precio a Chivas.

En el transcurso de septiembre se han iniciado negociaciones con el empresario interesado en una posible compra de Chivas.

El adquiriente tiene estructurado un grupo de trabajo que operaría Chivas a partir de diciembre de este año en caso de que se consolide la venta.

En dicha estructura se tienen ya definidos los nombres de quienes ocuparían los cargos de presidente, director deportivo, entrenador y auxiliar técnico.

Así mismo, se tienen establecidos los posibles refuerzos con jugadores de primer orden que militan en el futbol mexicano.

Las negociaciones han avanzado pero están detenidas en el punto álgido de un posible descenso de Chivas, ya que en todo caso se aplicaría una penalización.

El adquiriente acepta la oferta de Chivas con la condición de que si el equipo desciende le descuenta de la cifra pactada alrededor de 20 millones de dólares por derechos de televisión de dos años, tiempo en que intentaría regresar al equipo a Primera División.

Lo mejor sería que Chivas no descienda, y en ese sentido no habría escollos en la negociación, pero debe quedar estipulada la cláusula del posible descenso.

En fin, el mes de octubre será definitivo en el avance de la probable venta de Chivas.

La posibilidad de que esto suceda está al 50% porque depende de un sí o un no por cualquiera de las partes.

BUSTOS, EN LA CUERDA FLOJA
Mientras tanto, al margen de todo lo anterior, los dirigentes de Chivas, Francisco Palencia y Rafael Puente, trabajan en la búsqueda de un técnico para el próximo torneo.

En caso que Carlos Bustos tenga que ser cesado antes de que termine la actual campaña, entraría Ramón Morales como interino, pues se pretende convencer al español, Pako Ayestarán, para el siguiente campeonato.

Ayestarán tiene contrato hasta diciembre con el Club Maccavi Tel Aviv de Israel.