9/04/2014

CENTROS, DOLOR DE CABEZA DE CHIVAS

El Guadalajara pone énfasis en el trabajo de asistencia y remate con sus carrileros y delanteros. Ante Cruz Azul hicieron 20 envíos al área rival, sólo completaron dos.

Los delanteros del Rebaño no cuentan con centros a modo durante este torneo.
  Los delanteros del Rebaño no cuentan con centros a modo durante este torneo.


(04/SEP/2014)- Muy lejos quedaron las épocas de grandes centradores en el Guadalajara, desde tiempos de Raúl “Willie” Gómez, Manolo Martínez, Jesús Arellano, Ramón Morales o Ramón Ramírez. Tal parece que desde hace cinco años, la creación de jugadas ofensivas y centros al área para que sean rematados son el actual dolor de cabeza para el Rebaño, puesto que ni Alberto Medina, Omar Arellano, Marco Fabián ni, hoy en día, Édgar Solís, Sergio Nápoles y mucho menos Jesús “Chapo” Sánchez, son capaces de enviar buenos centros al área.

Actualmente, los delanteros Aldo de Nigris, Omar Bravo, Carlos Fierro e incluso los zagueros centrales Néstor Vidrio, Jair Pereira, Carlos Salcido o Jorge Enríquez, específicamente los hombres que van bien por alto en Chivas, sufren los estragos de no tener hombres eficientes en cuanto al envío de balones al área, de ahí que sea parte de la crisis de resultados que vive actualmente el chiverío.

De eso ya es consciente el cuerpo técnico que comanda Carlos Bustos, el argentino trata de corregir esos errores, pero simplemente no encuentra la buena labor por las bandas. Ayer, en la parte final de la práctica en Verde Valle, Bustos ordenó trabajo de centros y definición, en donde Jesús Sánchez y Omar Esparza eran los indicados para centrar por derecha; mientras que por izquierda hicieron lo propio Sergio Nápoles y Édgar “Tepa” Solís. En el centro del área, esperaron los envíos Aldo de Nigris, Omar Bravo, Carlos Salcido, Jorge Enríquez, Alberto “Guamerucito” García y Carlos Fierro.

El trabajo consistió en el envío de 120 centros al área, 60 de cada perfil, 30 de cada elemento encargado de hacerlo.

De esos 120 centros al área, sólo 10 fueron malos, centros pasados o muy bajos, cuatro por izquierda y seis por derecha, siendo Jesús “Chapo” Sánchez el que peores centros envió.

De los balones que llegaron de manera correcta, 70 fueron rematados a portería, contando postes y atajadas de los porteros Luis Ernesto Michel, José Antonio Rodríguez y Miguel Jiménez; 45 terminaron en gol, siendo el más certero Carlos Fiero con 12, seguido por Omar Bravo con 10, Aldo de Nigris ocho, Carlos Salcido cinco, Alberto García cinco y Jorge Enríquez cinco. Cuarenta remates de los delanteros se fueron desviados.

Por tal motivo, Chivas debe seguir trabajando en la creación de jugadas de gol, con centros al área y disparos de media distancia, es decir, teniendo imaginación y creatividad a la hora de atacar, y menos miedo al defender.

NUMERALIA
El trabajo ayer en Verde Valle
-30 centros de Sergio Nápoles
-30 centros de Édgar Solís
-30 centros de Jesús “Chapo” Sánchez
-30 centros de Omar Esparza
-70 remates a portería
-45 goles
-40 remates desviados
-10 centros malos